Skip to content

Por que un dolor en el pie puede afectar todo tu cuerpo

dolores de pie

Dolor en el pie

El dolor del pie a menudo puede ser más que un simple dolor de pie. De hecho, sus pies son una parte integral de su cuerpo, y dependes de ellos todos los días. Si experimenta dolor en el pie y no ha visto a un podólogo, podría poner todo su cuerpo en riesgo de otros problemas de salud, además de poner en riesgo su movilidad

Aquí hay tres maneras de saber si el dolor en el pie puede terminar afectando a todo su cuerpo.

1. Sus pies ofrecen pistas sobre otras enfermedades y condiciones

Dolor en el pie, hormigueo y entumecimiento son a menudo signos tempranos de diabetes tipo 2, trastornos nerviosos, deficiencias vitamínicas y otras condiciones. Además, las heridas en los pies que no se curan pueden indicar la presencia de diabetes o enfermedad arterial periférica. La presión arterial alta, a menudo llamada un “asesino silencioso” porque no presenta síntomas obvios, puede causar calambres en los pies y cambios en el color o la temperatura de sus pies. Si sus pies duelen u hormiguean sin una causa obvia, o tienen heridas que no están mejorando, consulte a su podólogo para descartar cualquier problema subyacente y para obtener el tratamiento que necesita.

2. El dolor en el pie puede causar dolor en la espalda, cadera y rodilla

Cuando te duele el pie, puedes cambiar la forma de caminar, ya sea consciente o no. Cuando se modifica la forma de caminar para evitar poner peso en el pie dolorido, otros músculos y huesos en su cuerpo también se ven afectados. El sistema músculo-esquelético complejo de su cuerpo está conectado, y cuando su caminata está “apagado”, puede terminar poniendo estrés en una cadera, una rodilla o parte de su espalda. Antes de que usted lo sepa, ese pie dolorido se ha convertido en una pierna dolorida o espalda. No espere a que empeore. Llame a su podólogo para que su dolor de pie sea evaluado para que el resto de su cuerpo pueda recuperar el equilibrio.

3. Cuando tus pies duelen, estás menos activo

Esto puede parecer obvio, pero muchos no se dan cuenta de cómo perder las actividades cotidianas beneficiosas puede afectar negativamente su salud. Usted puede elegir el ascensor en lugar de las escaleras, o saltarse su paseo de almuerzo habitual. Incluso estos períodos cortos de ejercicio pueden agregar hasta beneficios para la salud. Pero si usted está lidiando con dolor en el pie, es menos probable que se levante o se mueva. Además, las personas que no ejercitan tienden a pesar más, y el sobrepeso puede exacerbar los problemas de los pies, lo que lleva a un círculo vicioso. El sobrepeso lo pone en un mayor riesgo de osteoartritis, inflamación de la fascia plantar, dolor de talón y otros problemas de salud.

Por ende, los pies son una parte vital de nuestro cuerpo, por la cual debemos tener extremo cuidado y ser conscientes que cualquier daño que tengamos en ellos puede ser crucial para nuestra salud, ya que ellos pueden conllevar a enfermedades más graves o nos pueden dar pistas si tenemos alguna.