Skip to content

Pies ancianos

pies cuidados

El cuidado adecuado de los pies para personas mayores previene más lesiones y protege la salud

Cuanto más envejecemos, más importante es cuidar bien nuestros pies. Por muchas razones, la salud del pie tiende a disminuir en las personas mayores. Las razones por las cuales las personas mayores experimentan problemas comunes de los pies incluyen:

  • Años de caminar, trabajar y curarse de heridas
  • Calzado de baja calidad, demasiado pequeño o incómodo
  • Mala circulacion
  • Mayor riesgo de diabetes, gota, enfermedades cardíacas y otras enfermedades que causan problemas en los pies
  • Dificultad para recortar adecuadamente las uñas de los pies debido a problemas de visión o movilidad

Si no se trata, los síntomas comunes del pie de los ancianos pueden empeorar rápidamente y conducir a problemas más peligrosos como caídas e infecciones. Aprenda cómo cuidar el envejecimiento de los pies y las mejores opciones de tratamiento no quirúrgico para el alivio del dolor.

Póngase en contacto con una clínica de podología del área de Milwaukee  para una evaluación de los pies y recomendaciones de atención preventiva personalizadas.

Síntomas comunes y trastornos de los pies en ancianos

Es importante abordar cualquier problema en los pies con anticipación, ya que el dolor en el pie a menudo puede ser una señal de advertencia temprana de un problema de salud más grave, como artritis, enfermedad circulatoria, gota o diabetes.

Las personas mayores o cuidadores deben buscar asesoramiento profesional para:

  • Uñas de los pies frágiles o descoloridas
  • Ardor u hormigueo en los pies o los dedos de los pies
  • Decoloración o pies fríos / entumecidos
  • Dolor crónico o agudo en pies y tobillos
  • Ampollas o piel agrietada
  • Llagas o heridas

Incluso cuando el dolor en el pie de un adulto mayor no es un signo de un problema más grave, aún puede causar dolor en las rodillas, caderas o espalda y reducir la actividad. La piel envejecida se vuelve más delgada y menos elástica, lo que hace que las ampollas y los callos sean más comunes.

Los problemas comunes del pie geriátrico incluyen:

  • Úlceras diabéticas
  • Callos  y callos
  • Uñas encarnadas
  • Infecciones fúngicas (pie de atleta)

Muchos de estos síntomas se pueden mitigar con un cuidado adecuado de los pies. La disminución de la circulación puede significar que un paciente anciano no siempre sienta síntomas incómodos en los pies, por lo que es importante establecer una rutina de mantenimiento saludable del pie.

Consejos para mantener la salud de los pies de los ancianos:

  • Inspeccione los pies y las uñas con regularidad
  • Use jabón suave para lavar los pies y siempre séquese bien
  • Use loción según sea necesario para prevenir la piel seca, con picazón o agrietada
  • Use zapatos que le queden bien y calcetines de algodón limpios
  • Levante los pies con un escabel o cojín cuando está sentado
  • No te sientes con las piernas cruzadas
  • Recortar las uñas de los pies con regularidad

Se recomienda a las personas mayores que no puedan cuidar sus propios pies que se comuniquen con un podólogo para citas periódicas de cuidado de los pies.

Cuidado de pies para diabéticos ancianos

Las personas mayores con diabetes  deben estar aún más atentos sobre el cuidado de los pies. La diabetes a menudo daña los vasos sanguíneos en los pies. Como resultado, las heridas sanan más lentamente y pueden desarrollar gangrena. Un pequeño problema como el maíz o las ampollas puede convertirse en una infección grave e incluso puede llevar a la amputación.

La diabetes también daña los nervios en los pies , haciendo que las lesiones pequeñas sean más difíciles de detectar. Los pacientes diabéticos mayores pueden reducir el riesgo de problemas del pie diabético  con una atención cuidadosa a la salud del pie diariamente.

Los mayores diabéticos deben aprender y practicar buenos hábitos de cuidado de los pies. Además de los consejos enumerados anteriormente, es importante:

  • Visualmente revise los pies todos los días
  • Siempre use calcetines y zapatos, incluso en el interior
  • Lave los pies con cuidado todos los días
  • Si es posible, aumente de forma segura el nivel de actividad para promover la circulación
  • No fume

Cuidado de pie diabético para la población hispana de edad avanzada

La investigación muestra que las personas mayores latinas tienen un autocontrol menor de azúcar en la sangre (glucosa) y padecen un peor control glucémico. Los estudios sugieren además que los pacientes hispanos ancianos con diabetes pueden tener un mayor riesgo de enfermedad renal, lo que también puede contribuir al dolor en el pie.

Es crucial que todas las personas diabéticas de cualquier edad o grupo étnico practiquen un buen cuidado personal centrándose en la salud de los pies.

Cuidado de las uñas de los pies para los ancianos

Las uñas de los pies deben cortarse cuidadosamente regularmente y mantenerse limpias y cortas. Las uñas largas son más propensas a engancharse, romperse o rayar accidentalmente la piel. Al recortar, verifique el área alrededor de la uña para ver si hay signos de uña encarnada , pinchazo u hongos.

Procedimiento adecuado para cortar la uña del pie:

  • Cortar las uñas después de una ducha o baño, o usar un remojón de pies para suavizar las uñas de los pies
  • Desinfecte las cortaúñas hirviéndolas o limpiándolas con alcohol.
  • Lávese las manos antes y después de cortarse las uñas de los pies
  • Recortar las uñas en línea recta sin curvarse hacia abajo en los extremos
  • Nunca corte callos en los pies o en la cama de la uña

Los pacientes de edad avanzada a menudo luchan con el cuidado adecuado de las uñas de los pies por varias razones, como la falta de visión, flexibilidad reducida o artritis en las manos, lo que dificulta el uso de recortadoras de uña.

 

Más información acerca de :

Podología 

Cuidados de los pies

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *