Skip to content

Cuidado de los pies

cuidados podologia

Los podólogos son expertos en evaluar, diagnosticar y controlar las condiciones del pie. La buena salud del pie es muy importante para las personas de todas las edades.

Problemas comunes de los pies

Algunos de los problemas de pie más comunes que los podiatras tratan incluyen:

  • Problemas de la piel
  • Callos y callos
  • Trastornos de las uñas, como uñas encarnadas
  • Lesiones de pie
  • Infecciones del pie
  • Lesiones por uso excesivo del pie y el tobillo

Las personas con diabetes corren el riesgo de tener problemas en los pies

Las personas con diabetes tienen más probabilidades de desarrollar problemas graves en los pies debido a que la condición puede conducir a:

  • Reduce el flujo de sangre a los pies, lo que hace que los cortes y las abrasiones sean lentos para sanar
  • Nervios dañados en el pie, que dan como resultado una capacidad reducida de sentir un trauma menor.

Las personas con diabetes deberían:

  • Tener al menos un chequeo anual de pies con un podiatra
  • Examine sus pies diariamente para detectar cortes, ampollas, hematomas o signos de lesión, que tal vez no sintieron que estaban pasando
  • Busque consejo o tratamiento de un podólogo antes de tratar de controlar los problemas de los pies (como callos, callosidades o uñas encarnadas).

Problemas con los pies y personas mayores

Los podólogos pueden ayudar a las personas mayores a mantenerse activas manteniendo sus pies sanos. Algunas personas mayores no pueden cuidar sus pies porque tienen poca visión y flexibilidad limitada.

Algunos de los problemas comunes tratados por los podiatras incluyen:

  • Problemas de la piel
  • Problemas en las uñas, como uñas engrosadas o deformadas que son difíciles de cortar
  • Trastornos de tejidos blandos, como arcos adoloridos
  • Artritis.

Lesiones en los pies en el deporte

Algunas de las lesiones deportivas más comunes que los podólogos tratan son:

  • Fracturas de estrés de los huesos (estas son causadas por demasiada actividad)
  • Dolor en el arco (fascitis plantar)
  • Inflamación del tendón en la parte posterior del tobillo (tendonopatía de Aquiles)
  • Dolor en la base del dedo gordo del pie (sesamoiditis).

Muchos problemas en los pies comienzan en la infancia

Los podólogos pueden ayudar con el desarrollo correcto del pie de niños de todas las edades, que incluyen:

  • Los bebés que recién comienzan a caminar
  • Niños mayores.

Elige los zapatos adecuados para tus pies

Los podólogos pueden aconsejar sobre cómo elegir los zapatos adecuados para sus pies. Las personas que pasan largos períodos de tiempo de pie o con artritis pueden tener necesidades especiales de calzado.

Un buen zapato debería tener:

  • Un talón firme que se ajusta cómodamente alrededor de la parte posterior del pie para evitar resbalarse al caminar.
  • Suficiente profundidad y ancho en los dedos de los pies. Siempre debe haber un espacio corto entre la punta del dedo más largo y el extremo del zapato.
  • Una parte superior hecha de un material natural, como el cuero, que permite que el pie ‘respire’.
  • Una suela hecha de un material como el caucho. Esto proporciona una buena absorción de impactos y es menos resbaladizo que el cuero.

Inserciones para zapatos

Los podiatras a veces recetan ortesis, que son plantillas de calzado hechas a medida. Estos ayudan a:

  • Alinee la estructura del pie en la posición más estable y eficiente para caminar
  • Reduce el dolor en los pies y en las articulaciones, como las rodillas y las caderas.

 

Pies de bebe

Pies bebe

pies hongos

Uñas

pies seguridad insdustrial

Pies senderismo

pies agrietados

Pies secos